Alan Parsons Project,vence la tormenta y deleita con sus éxitos a los madrileños

0

Fotos y Redacción: Sol Ibáñez.

La noche del miércoles fue The Alan Parson Project en el Jardín Botánico de Madrid  y ha sido inolvidable, porque aunque cayo una tormenta no esperada, la lluvia fue un elemento, que más que ser un inconveniente, potencio el ambiente de la noche, porque el  ver a esta banda y su calidad musical, son cosas que no pasan a menudo, motivo de sobra para que los ahí presentes se llenarán de energía y ganas de escuchar a esta excelente agrupación, pese a la tormenta.

ALAN PARSON PROJECT - SOL IBÁÑEZ - KATRINA MAGAZINE (12) (Copiar)

The Alan Parson Project  iniciaba la noche con el tema  “I Robot”,  luego vino “Damned if I do”, y de la voz de Alan Parson  “Dont anwer me” con un solo de saxo, que nos ha dejado alucinando. La genialidad que les caracteriza a esta banda,  es  tener un sonido perfecto, lo cual  es verdaderamente impresionante, como si  escucháramos una grabación recién salida del estudio en el salón de casa. Y hubo veces, que al escucharles en vivo, parecía como si la música fuere de  una banda sonora de alguna película o serie.

Instrumentos, sintetizadores,  y coros espectaculares, daban paso a las canciones  de “Time” y después “Psychobabble” ,  para luego escuchar la genialidad musical de “I woudnt want to be like you” y “Days are numbers”, una agrupación tan completa que todos tocan y cantan

ALAN PARSON PROJECT - SOL IBÁÑEZ - KATRINA MAGAZINE (4) (Copiar)

Llega el turno de escuchar  “The turn of a friendly card”, un tema que duro lo suyo, con sonidos de orquesta que no podían faltar, un tema que como en un electrocardiograma, pasaba de la orquesta a lo rockero hasta llegar a la parte melódica con la voz de Alan Parson.

ALAN PARSON PROJECT - SOL IBÁÑEZ - KATRINA MAGAZINE (16) (Copiar)

La noche veraniega, con Alan Parson era todo un  lujo, hasta que los truenos y los relámpagos se asomaban a la puerta de los Jardines Botánicos de Madrid, algo muy  mítico… buena música bajo la lluvia, y cuando el concierto comenzaba a ponerse mejor el cielo, comenzó a caerse a gotas que eran bastante potentes… y con ello,  los presentes guareciéndose como podían, mientras que los músicos suspendían el concierto. Pero a pesar del contratiempo la gente no se fue, ni hubo un aviso de que el concierto se fuera a cancelar definitivamente, lo cual enciendo el ímpetu de todos para esperar a que cesara la lluvia y continuar escuchando a The Alan Parson Project. Aunque en el fondo, existía una incertidumbre por saber si el concierto continuaría o no, pero las ganas de continuar viendo a esta potente banda no decaían ni un solo momento, aun con todo el público prácticamente empapado, la esperanza no moría y la mayoría de los asistentes aguantando como verdaderos campeones.

ALAN PARSON PROJECT - SOL IBÁÑEZ - KATRINA MAGAZINE (24) (Copiar)

Ya casi cerca de las 12:00 de la noche, muchos seguidores se postraron al filo del escenario y coreando el tema  Eye in the Sky a todo pulmón, se comenzó a ver movimiento sobre el escenario, aunque la lluvia disminuía, mas no cesaba, de repente se escuchó de nuevo música que hacía eco en los Jardines, dando vida, a todos los que estaban esperando el momento de ver en escena nuevamente a la banda británica. 

Mejor imposible, que The Alan Parson hubiese vuelto al escenario, con el potente tema “Sirius” pegada a “Eye in the sky” , llenó de pasión, ganas de cantar bajo la lluvia y una hermosa  energía a los que estaban empapados por la lluvia, pero fieles a la banda, y a vivir el concierto al máximo, sin duda un momento mítico e inolvidable. Los últimos temas que sonaron fueron:  “Doctor Tarr and professor Fether”, “Games people play”, y “The turn of a friendly card”. Lamentando no poderse quedar más tiempo por cuestiones ajenas,  pero si  prometiendo a sus seguidores  volver de nuevo a Madrid para hacernos vibrar  con su música.

ALAN PARSON PROJECT - SOL IBÁÑEZ - KATRINA MAGAZINE (6) (Copiar)

Sin duda alguna, los veranos en las Noches de Jardín Botánico tiene su punto encantador e inigualable.

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta