JAMES RHODES ,UNA NOCHE MUY INSTRUMENTAL Y UNA MAÑANA RELAJADA

0

UNA NOCHE MUY INSTRUMENTAL Y UNA MAÑANA RELAJADA

CON JAMES RHODES

Una melodía instrumental puede pasar por diferentes variantes, sobre todo si es una pieza de uno de los grandes de la música clásica, puede ir desde la más profunda tristeza, dolor, alegoría, pasando por una alegría o incluso ser descarada, hasta llegar al clímax y desencadenar una serie de sentimientos tanto para el espectador, como para el concertista, y de ahí volver a comenzar o terminar para siempre y parece ser que así ha sido la vida de James Rhodes, Jimmy para los amigos.

Tuve la oportunidad de estar presente en el concierto que James ofreció el 27 de Julio en el Teatro Real, como parte del Universal Music Festival y al día siguiente nos deleito solo a unos cuantos afortunados, a una pequeña convivencia en la cual nos contó un poco de sus planes y de su vida en su nueva residencia, que es Madrid.

James se ve una persona frágil, tímida y cautelosa sobre el escenario, sin embargo conforme va cogiendo confianza se va soltando y deja caer algún que otro taco tanto en el escenario como en la convivencia que tuvimos el día después de su presentación en el Teatro Real de Madrid, sin embargo con todo esto, tengo que decir que es una persona valiente, porque se atreve a contar y a decir todas aquellas cosas que nadie quiere escuchar, como que le violaron cuando era pequeño, que los hospitales psiquiátricos son un negocio o que el BREXIT apesta, entre otras muchas cosas más.

JAMES (3)

En cuanto a su música en este concierto que tuvo un lleno total con 1750 personas y como parte de la celebración del Bicentenario del Teatro Real, pudimos ver como James rompe las reglas del protocolo marcado por el cerrado sector de la música clásica, deja a un lado la etiqueta, el smoking y la pajarita, y se presenta con ropa informal, camiseta negra con el nombre de BACH escrito en letras blancas, jeans oscuros y deportivas blancas, piensa que lo importante ante todo es estar a gusto, sentirte cómodo, poderte mover ampliamente, sin restricciones, ya que de lo contrario las cosas pueden quedarse a medias; en cuanto al programa, los mismos se quedan obsoletos, ya que para James, tener las luces encendidas para que la gente pueda leer cual es la siguiente pieza que se va a interpretar puede ser una falta de concentración o una pequeña razón para que sus manías se pongan en marcha, el se pone de pie, coge su gafas, el micrófono, da un pequeño paseo por el escenario y nos cuenta sobre cada pieza que interpretó esa noche, quien la escribió, por qué y qué significa para él tocarla y sobre todo como le ha ayudado a sortear las incertidumbres que le ha dado la vida.

JAMES (10)

Escucharle tocar en directo es algo completamente diferente a otros conciertos de música clásica, porque te da la sensación de que está tocando en el salón de tu casa o de cualquier casa por decirlo así, se hace muy cercana la música, las notas del piano, te relajas y te dejas llevar y creo que eso es parte del éxito que ha tenido James para hacer que sobre todo la gente joven se acerque a sus recitales y conozcamos o recordemos piezas que hemos escuchado alguna vez, pero que quizá no le hayamos prestado toda la atención debida, sin embargo aquí es diferente y aunque estuviéramos en el Teatro Real, la atmósfera es distendida, la indumentaria de él, su cercanía con la gente, con las piezas, todo eso ayuda para que los 90 minutos que duró el concierto se pasen muy rápido y de verdad disfrutes de lo que son piezas clásicas que requieren muchas horas de ensayo para poder llevarlas a cabo de la mejor manera posible y por supuesto nuestro anfitrión lo sabe hacer de una forma muy entusiasta.

El piano que utilizó Rhodes para este concierto es un Steinway Gran Cola, uno de los mejores pianos del mercado, el programa estuvo compuesto por tres piezas; y al término de cada una hizo una intervención contándonos un poco de ellas y lo que le ha influido en su vida.

1. Partita Nº 1 en Si Bemol mayor, BWV 825, de Johan Sebastian Bach

2. Ballade Nº 4 en fa menor, Op. 52 de Frédéric Chopin

3. Chacona en re menor de Johan Sebastian Bach con adaptación de Ferruccio Busoni

JAMES (5)

En su primera intervención después de tocar la primera pieza nos dice tímidamente; Hola Madrid, he venido a vivir aquí hace dos semanas y no hablo bien español, pero darme seis meses para hacerlo, gracias por acogerme, es muy bonito estar en Madrid. Sobre la Partita nº 1, nos contaba que es una de las melodías que salvo su vida, que Bach escribió esta canción para su esposa, con la cual tuvo veinte hijos, de los cuales solo sobrevivieron nueve y que falleció sin que el pudiera despedirse, es decir, una vida bastante tormentosa.

Sobre la segunda pieza Ballade nº 4, comentaba que se prometió así mismo tocar en cada recital una pieza de este autor, Chopin, es un revolucionario de la música y se merece cierto crédito por eso y esta es mi manera de darle las gracias, esta pieza solo es una especie de resumen sobro todo lo genial que él creo en su momento.

Acerca de la última pieza, quizá la más especial para él, la Chacona, también de Bach, tiene sentimientos encontrados sobre ella, ya que cuando la descubrió ocurrió uno de los acontecimientos más tormentosos de su vida, que fue la primera vez que le violaron, sin embargo al escucharla su vida cambió, fue la primera pieza de la que me enamore, misma que le ayudo a alejarse mentalmente de las violaciones mientras estas ocurrían.

JAMES (7)

Lo peor que puede sentir un niño es pasar miedo y un violador es lo que genera en su víctima, amenazarla diciendo que si lo cuenta tendrá problemas y realmente el agresor no se da cuenta que su profecía (amenaza) se convertirá en realidad pero no en ese momento, sino con el paso del tiempo ya que al no contarlo, cuando la persona crece, al final terminara acarreando todos esos problemas; culpabilidades que no le permitirán crecer como persona y con el entorno.

Una violación es algo que no se puede olvidar y que se tiene que seguir viviendo con ello y no contarlo no ayuda en lo más mínimo, pero esa es una de las partes más difíciles, “contarlo”, sobre todo porque muchas veces la gente no te va a creer o te va a dar la espalda, sobre todo muchas veces los familiares son muy cerrados en ese aspecto, ya que no ven capaz que alguien de su mismo entorno sea quien ha realizado estas acciones. La gente piensa que cuando cesan las violaciones, todo termina, sin embargo no es así, los sentimientos están presentes, la vergüenza y la culpa no te abandonan nunca y no te dejan crecer. Algunas veces piensas que todo va relativamente bien, pero entonces te relajas y vuelven los ataques más fuertes y de ahí que se haya tenido que refugiar en otras adicciones como el tabaco, el alcohol, las drogas, las autolesiones y el sexo.

Por otro lado, la disociación y la música, como ya lo mencione antes, fueron dos armas que ayudaron a James en su niñez a sobrellevar las cosas, por un lado en el momento de estar sufriendo la violación él abandonada su cuerpo pensando en otras cosas para no sentir dolor y por otro lado, cuando se encontraba solo, se refugiaba en la música para omitir esos capítulos dolorosos que ocurrían en su vida, es por esta razón que la música es una parte muy importante para él y su supervivencia.

JAMES (8)

Otro de las ayudas pero también detonantes que tuvo Rhodes en su vida fue el nacimiento de su hijo, por un lado saber que tenía a alguien que dependía de él, le genero mucha esperanza para salir adelante, sin embargo cuando llego a la edad de 4-5 años que fue cuando él comenzó a sufrir las agresiones sexuales, comenzó a agobiarse, a bloquearse, no podía seguir con su rutina de salvación, porque pensaba que debía de protegerle y eso hizo que su vida y sus avances quedarán en segundo plano, haciéndole perder su trabajo, su relación sentimental e incluso en ese momento, su pasión por la música.

Después vendría el tema de los hospitales psiquiátricos, en su opinión estos centros son “un infierno patrocinado por las farmacéuticas”, está consciente de que son una ayuda, pero hay hospitales buenos y otros pésimos, también está consciente de que la única opción para no quitarte la vida es ingresar en uno, ya que la medicación ayuda a que no sientas nada, ya sea bueno o malo y en este sentido te ayuda a que se te quiten u olviden las ganas de quitarte la vida. En su consideración, la música y la medicación se pueden complementar para hacer una función terapéutica que pueden ayudar a que un paciente pueda a salir delante de una forma menos química y más rápida, dentro de todo lo malo del asunto y por supuesto cada caso es diferente de llevar.

Contarlo para James es ayudar a terminar con los estigmas, una violación es algo que no debería ocurrir, pero sigue pasando, ante todo hablar de ello y escribirlo en un libro es su forma de ayudar a que la gente se sienta con confianza y pueda hablar de ello y sobre todo algo que él les diría una y otra vez, NO ES CULPA TUYA.

La música clásica fue un rayo de esperanza en su niñez durante su encierro y las violaciones.

JAMES (6)

Regresando al concierto, en términos generales es un golpe de belleza, de simplicidad, de sentimientos, de conectar con uno mismo, de apreciar piezas exquisitas de una forma distendida, el mismo transcurre rápidamente y a quien le gusta la música sabe que sobre todo ejecuciones como estas hacen que se muevan muchos sentimientos dentro de uno y James logra conseguir esto con sus manos, un piano y unas breves palabras.

La música para James nunca ha sido un trabajo, es un regalo, una terapia, una forma de alejar sus problemas, de compartir con los demás, que la gente conozca piezas de grandes autores y disfrute con ellas y sienta que con esto sus problemas se van, que todo tiene una solución, que solo es cosa de hablarlo y de tratar de buscar una salida al mismo, es su forma de recordarnos que la música está al alcance de todos, incluida la clásica y con su actitud logra que le creamos y que nos acerquemos a ella.

JAMES (1)

Acerca de la reunión con James al día siguiente del concierto, nos citó nuevamente dentro del Teatro Real por la mañana, en una sala más pequeña en donde compartió con nosotros una charla en la cual nos contaba sobre el próximo lanzamiento de su libro titulado FUGAS, que ya está terminado, pero en proceso de traducción y debido al cariño que siente por España será este el sitió donde se presentará en primicia, en el mismo que es una especie de diario, nos contará sobre como las giras le ayudan a sobrellevar su vida, en esta ocasión no habla de quién es, sino de cómo es, de la locura que le acompaña a todas partes y de cómo un simple acto como dormir o levantarse de la cama, para una persona con ciertas cargas emocionales como las que tiene él, es toda una proeza; nos dijo que tiene perfectamente claro que es más músico que escritor, soy un pianista que intenta escribir, para mi es más fácil tocar el piano o intentar hablar de mí que crear un personaje, escribir un libro te expone, en Instrumental no quería solo contar la parte negativa, sino también la parte buena, quería contar mi verdad sin pasar por ningún filtro.

Sobre algunas preguntas que se hicieron en la reunión comentaba; en este momento no me siento capaz de escribir música, pero quizá en un futuro, para mí no es que sea difícil tocar ciertas piezas, es simplemente que hay gente que lo hace mucho mejor que yo y prefiero que lo hagan ellos, retomar el piano después de 10 años fue difícil, es como aprender un nuevo idioma. Nunca uso un solo compositor para un concierto, hay demasiadas buenas composiciones con lo cual es difícil elegir, pero suelo escoger piezas que tienen importancia para mí, sobre Grigory Sokolov, nos decía, es el mejor pianista vivo en la actualidad, escucharle es experimentar algo trascendente llegando a ser magia.

JAMES (11)

También nos hablo sobre sus razones para tomar España, en concreto Madrid como su nueva residencia, antes que nada mi ①chica vive aquí y tengo muchos amigos, Madrid es genial para vivir, los ② museos también tienen un peso importante en su decisión, ver a Goya en el Museo del Prado es genial y por alguna razón le relaciono con Beethoven, me gusta la rabia expresada a través de la música, escuchar discos de ③ Javier Perianes es muy inspirador, siento real admiración hacía el andaluz, la ciudad, en un sitio fácil para vivir, su arquitectura en general la ④Gran Vía me encanta, es un lugar en el cual te puedes perder, pero te encuentras rápido nuevamente y llegas a sitios increíbles como el Retiro o la Glorieta de Bilbao, ⑤la comida, necesito coger peso ya que estoy muy delgado, en los supermercados hay una gran oferta y todo muy fresco, me encanta el salmorejo, la lubina, además eso no se puede comparar con un Fish & Chips, de verdad, no hay punto de comparación, ⑥las librerías, en Madrid hay una gran variedad de ellas, no como en Inglaterra, que tenemos unas pocas y la Fnac, lo único malo es que aquí no hay grandes ofertas como en Londres, donde en ciertas fechas tienes libros excelentes a partir de 1 libra, ⑦ el Brexit, me siento más europeo que ingles y me llena de vergüenza todo lo que tenga que ver con rechazos, no está de acuerdo con esta decisión, con lo cual no la comparte y por eso ha decidido salir de su país y aprovechando que está aquí ⑧ aprenderá español.

JAMES (2)

James Rhodes es en definitiva un pianista que te acerca a la música clásica, que transmite paz y tranquilidad tanto en su persona como con sus interpretaciones y es un ser humano del cual podemos aprender mucho, pensamos que tenemos problemas o que los nuestros son los peores del mundo y no vemos realmente lo importante, lo que hay a nuestro alrededor, nuestra familia, nuestros hijos, nuestros amigos, nuestro trabajo, hay gente que realmente está sufriendo o necesita ayuda urgente, no nos compadezcamos de nosotros mismos, pongámonos en marcha, no nos ahoguemos en un vaso de agua y busquemos un cambio, pero que este cambio sea para bien y sobre todo que en el mismo se incluya ayudar y escuchar a la persona que tenemos a lado, ya que esto hará que las cosas puedan mejorar en el mundo, eso es lo que nos deja James Rhodes, un tipo muy instrumental.

JAMES (4)

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta